ORGANIZACIÓN DEL TEATRO INDEPENDIENTE DE MÉXICO
DE LA RED DE COOPERACIÓN AL CONFLICTO.

Introducción.
En México existen tres modelos de producción teatral: el teatro comercial, que corresponde a la industria del espectáculo; el teatro institucional, soportado por el Estado y dedicado a la educación y difusión de la cultura y, el teatro independiente, cada uno con funciones, estructuras, tamaños y objetivos diferentes.

La organización es el de la generación de metáforas como el teatro, la jaula, la máquina, la jungla, el juego o la prisión. Recientemente ha crecido el interés por explorar la relación entre el teatro y las organizaciones; así, por un lado se ha generado la metáfora: la organización como teatro y, por otro lado, el teatro se ha utilizado como herramienta competitiva para solucionar problemas de la empresa con el denominado teatro organizacional para la solución de conflictos de relaciones humanas en la empresa. Sin embargo, los aspectos organizacionales del Teatro Independiente no se han estudiado desde la perspectiva de los estudios organizacionales.

La investigación desde los estudios organizacionales consiste esencialmente de un estudio empírico que explora: actitudes, comportamientos, experiencias, artefactos, símbolos, documentos, textos, sentimientos, creencias, significados, mediciones sobre variables sociales. La recolección de la información se hizo con base en observaciones directas y entrevistas semi-estructuradas. Para realizar el estudio se comparó la metodología cuantitativa y la cualitativa, para optar por la cualitativa, presentando los criterios de validez y confiabilidad de esta última. También se utilizo la metodología de análisis de redes.

Capitulo I.
El teatro es una práctica cultural que genera y transforma la cultura. En efecto, si se parte de la definición de cultura, propuesta por el investigador Roberto Varela, que la define como “una matriz consciente e inconsciente de conjunto de signos y símbolos que se comparten en una colectividad a través del comportamiento” (Varela, 2003); donde los signos y símbolos a) transmiten conocimiento e información, b) portan valores, c) suscitan sentimientos y emociones y d) expresan deseos, utopías y anhelos.

Desde el enfoque de estudios organizacionales y parafraseando a Roethlisberger, en una organización industrial, la organización humana es más que una pluralidad de individuos, pues cada uno está motivado por sentimientos generados por su bagaje y propia historia personal de modo que, la interacción interpersonal provoca patrones de relación, que junto con los objetos que los simbolizan, constituyen la organización social. Cada grupo y subgrupo tiene su propio sistema de valores. En la organización teatral, el sistema de valores, no está dado solamente por objetos, sino primordialmente por un sistema simbólico generado por la trayectoria artística, capacidad, talento o incluso relaciones de poder de cada actor, el director, el actor de teatro y su status (protagónico, comparsa) los tramoyistas, los técnicos.




De acuerdo con la investigadora de teatro, Socorro Merlín, el desarrollo de la actividad teatral en México ha mostrado un continuo de bonanza, agotamiento, crisis, renacimiento y auge; muchas veces debidas a los ciclos económicos, pero también a crisis de orden cultural.

· Así, a principios del siglo XX, el teatro se encontraba en una época de bonanza, la producción teatral correspondía a la asistencia de la época (unos 10,000 espectadores por semana).
· Durante la Revolución Mexicana el teatro sufrió su primera crisis a causa del cierre de teatros pero a cambio, esta situación proveyó material para los dramaturgos mexicanos.
· De 1920 a 1940 se dio un renacimiento que produjo diversos géneros teatrales.
· El teatro sufrió otra crisis en 1946, producto de diversos problemas: baja calidad, falta de público y de salas adecuadas, así como de apoyo estatal (Merlín, 1996:1-50).
· En la década de los 50 fue una época de crecimiento del teatro, se abrieron salas más chicas de teatro que por un lado reducían gastos de nomina y por el otro acogían a un público que estuviera más cercano a la escena, el teatro se fortaleció a través de las instituciones oficiales de cultura: INBA, UNAM, IMSS. En ese ambiente surgió en 1956 en la Universidad Nacional Autónoma de México.
· En 1980 cuando gracias al apogeo petrolero, se otorgó fuerte apoyo a las actividades culturales. Una critica al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) es que habiendo sido creado como un instrumento de apoyo financiero para estimular la producción cultural, los recursos no llegan a todos, se concentran en un círculo muy cerrado al que pocos entran y quienes lo consiguen no siempre es en las mejores condiciones.
· Daniel Meyran señala que en los años 70 a 80, ocurrió un cambio para el teatro. La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) montó una temporada que tuvo un impacto en la prensa, al mismo tiempo promovió una corriente “Nueva Dramaturgia Mexicana” y editó una serie de libros de teatro en colección llamada “Molinos de Viento” que dio luz a jóvenes dramaturgos.


Luís Montaño define a la Institución como una forma abstracta de las aspiraciones, necesidades y valores de una sociedad que prefigura un conjunto de reglas sociales orientadas al funcionamiento de formas organizacionales específicas y que atiende necesidades particulares de un amplio conjunto de individuos. En este sentido, el teatro, constituye una institución social, puesto que: “La institución es la primera base de la legitimidad organizacional y le facilita, por ende, su inscripción en la sociedad, otorgándole al mismo tiempo una especie de código de valores propios.
El modelo propuesto por Montaño adaptado para la institución teatral. De manera gráfica se detalla cómo las aspiraciones, necesidades y expectativas sociales constituyen el espacio institucional del teatro que perfila el ámbito organizacional. El teatro atiende primordialmente los temas relacionados con el entretenimiento y, a su vez, provee un espacio de expresión y comunicación. Éste representa a su vez un valor en sí mismo y está relacionado con otros espacios como el cultural y la educación. (Ver el cuadro de la Pág. 33. )
El teatro independiente en México.
· Propósito: construcción de una sociedad más justa, más libre y más creativa, para defender la identidad latinoamericana contra la globalización y neoliberalismo que arrasa con todo, para volver al rescate del ser humano como tal.
· Visión: perseguir mediante el teatro la utopía con los pies bien plantados.
· Valores: la ética, la solidaridad, la honestidad y el respeto al otro.
· Trabajo en Equipo: el teatro independiente es una agrupación en la que sus integrantes deben realizar, conocer y comprometerse con todos los aspectos, tanto técnicos como artísticos, del proceso de una puesta en escena.
· Los grupos de teatro independiente hacen un trabajo colectivo tanto para la producción de la obra, como para la gestión del financiamiento, la publicidad y la promoción.

Los estudios organizacionales investigan al teatro desde dos perspectivas; la teórica, por medio de una construcción metafórica que considera la organización como teatro y la instrumental, que se ocupa de aplicar sus técnicas en el quehacer empresarial o directamente como herramienta de intervención empresarial, con el denominado teatro organizacional.

La metáfora la organización como teatro tiene sus orígenes en los trabajos del sociólogo Erving Goffman(1959), quien considera la metáfora teatral como un medio para estudiar e ilustrar los procesos sociales en los cuales “los miembros de la organización son esencialmente actores humanos, comprometidos en varios roles y desempeños oficiales y no oficiales” (en Boje el al, 2003). Otra perspectiva se debe a Kenneth Burke (1937, 1945, 1972) quien sostiene que la acción social literalmente es dramática, teatral y por lo tanto “la organización es teatro”. Estas dos posiciones son encontradas y criticadas. Gareth Morgan afirma que la organización como teatro está involucrada con el impacto de las metáforas como visión del mundo, o las formas de percibir el mundo.

En el caso de la metáfora que nos ocupa, la similitud estructural que se construye entre los conceptos de Teatro y Organización en sus respectivos dominios, está basada en el hecho de que las actividades que se realizan en ambas entidades tienen una cualidad performativa, es decir que cada miembro de la organización o actor de teatro haga bien su trabajo, que corresponde a la estructura genérica. (Ver figura 4 Pág. 47)
· La cualidad performativa inherente a toda acción humana, evoca la visión acerca de que “el mundo entero puede ser visto como un escenario” y que “la administración es en sí misma una forma de actuación; administrar es dominar el arte de la actuación.
· La vida organizacional en términos de que las acciones se realizan y ordenan como un asunto esencialmente creativo y artístico, es decir: los miembros de la organización representan roles, interpretan guiones, y actúan conforme ciertas tramas, usan estilos dramatúrgicos y retóricos y se dirigen a una audiencia (los clientes por ejemplo).
· La estructura del significado emergente; que afirma que en el proceso de combinación (ver figura 4), se construyen conocimientos o conceptos emergentes, lo que sugiere mirar a los administradores como los autores de su propio guión, es decir se convierten en escritores y ejecutantes de sus propias acciones y son responsables de las mismas.

“La organización es, al menos en parte, una estructura formal de medios y fines, mientras que el Teatro refiere un contexto en el que un conjunto de personas relacionadas actúan por propósitos estéticos y de entretenimiento; la organización tiene causalidad política, y el teatro tiene causalidad intuitiva” (Whilshire 1982 en Cornelissen 2004: 714).

La improvisación teatral como técnica utilizada en la organización y qué se puede aprovechar de esta técnica, tomando en cuenta las dos posiciones opuestas que hay sobre el uso de la improvisación en la organización, puesto que, la improvisación teatral se observa y se define como un proceso creativo y espontáneo que puede llegar a ser útil en las organizaciones para el desarrollo innovador y para la solución de problemas contingentes. De acuerdo con Dusya Vera y Mary Crossan (2004), para que el desempeño de la improvisación sea bueno, se necesitan las siguientes condiciones: confianza en los miembros de la organización, un espacio de libertad, pero sobre todo, poner énfasis en el proceso y no en el resultado.
Este principio de colaboración en el teatro de improvisación tiene importantes implicaciones para el desarrollo de la estrategia cooperativa en los equipos de trabajo, y en particular, en los grupos que se autoadministran, como son los grupos de teatro independiente en particular, y en general en aquellos equipos que pueden autorregular su comportamiento sobre todas las tareas.
Los equipos de trabajo son importantes para la improvisación organizacional porque lo que hace una persona esta determinado por lo que los otros hacen. Vera y Mary Crossan afirman que “La improvisación colectiva es más que la suma de las improvisaciones individuales: es el resultado de la interacción cerrada entre miembros de un grupo” (2004: 743). En esta consideración, la improvisación es una técnica que prepara a las firmas para administrar en ambientes más turbulentos.
EL TEATRO ORGANIZACIONAL: SU USO Y ABUSO
En general, el teatro organizacional se puede describir como intervenciones y entrenamientos basados en obras presentadas por un grupo de actores profesionales, contratados por los directivos de la empresa, con el propósito de fortalecer las estructuras formales.

El teatro organizacional es un teatro de intervención que busca fortalecer las estructuras de una organización particular o prepararse para un cambio estratégico. El teatro organizacional definido por Berkeman (1990 en Schreyögg, 2004), consta de cuatro elementos:
1. Presentación teatral: los actores (en la mayoría de los casos profesionales) representan una obra. En otras palabras, hay un espacio estético, un escenario, una audiencia, un guión y demás.
2. Especificidad organizacional: la obra dramatiza una situación problemática enfrentada a la vez por una organización focal o más generalmente por un grupo especial de organizaciones o industria.
3. Audiencia definida: la obra agrega una clara audiencia definida; por ejemplo, el Departamento de Recursos Humanos.
4. Encargos: usualmente, el teatro organizacional es teatro por encargo. El cliente es la organización que contrata la obra de teatro.

El efecto de la catarsis provocada a través del teatro organizacional enfrenta diversas críticas; 1) el concepto de catarsis es muy amplio y por lo tanto ambiguo, además de que se desconoce cuándo se produce en el individuo, 2) no está claro cuál es el tipo de catarsis que produce beneficios al individuo o a la organización y
3) no es ético producir la catarsis para beneficio de la organización; es decir, el problema se encuentra en el hecho de que se apele a las emociones del individuo para fines de la organización. (Meisiek 2004).

CAPÍTULO 4 ESTUDIO DE CASO
A través de relatos derivados de las observaciones y de diálogos ficticios construidos sobre la interpretación de las entrevistas, se analizaron las emociones, los sentimientos y el manejo de poder en el grupo.

La obra “Espejismos” esta basada en un texto dramático del género de comedia escrito por un renombrado dramaturgo mexicano.
Como se puede observar la formación de la mayoría de los actores que integrarán el grupo corresponde a una formación teórica de nivel universitario que han implementado con años de experiencia.
Se pasa ahora a analizar la organización y la transformación de los sentimientos, emociones y deseos de trabajo. Se descubrirán as estrategias organizacionales generadas, la cooperación y el manejo del poder en la estructura que carece de jerarquía formal como es característico en una red.

Análisis de aspectos organizacionales, emociones y sentimientos durante el montaje
Este análisis se llevó a cabo sobre las etapas de lectura conjunta del texto, los ensayos parciales y los generales.
Relato 1
La organización inició con emociones positivas, con entusiasmo y autodisciplina y ello les permitió ponerse de acuerdo sobre la logística a seguir en los ensayos posteriores. Desde una visión organizacional, el ambiente relajado es reflejo característico de una estructura flexible, no jerárquica. Su fuerza es la cooperación, la autodisciplina y la comunicación entre los actores, para evitar que cualquier subjetividad de los actores genere la ruptura. Esta estructura flexible permite que los actores precisen la logística de los ensayos de acuerdo a sus posibilidades. Sin embargo, el estado de relajación también requiere mantener autodisciplina pues de lo contrario pueden aparecer sentimientos de inseguridad. Por otro lado, un ambiente relajado puede provocar conflictos; en actores novatos que, por lo mismo carecen de madurez profesional o en actores formados que ven una oportunidad de tomar decisiones individuales contrarias al colectivo.
En esta fase la estructura organizacional está muy influida de los sentimientos y las emociones de los actores.
Relato 2
La responsabilidad de la dirección en un ambiente flexible y de relaciones emotivamente estrechas, donde aparentemente había armonía, hizo que la directora endureciera su carácter e intentó mantener distancia, incluyendo a sus amistades cercanas y a su pareja. Ella de alguna manera presentía un conflicto.
El compromiso con su propio trabajo la embebía totalmente y no quería que sus decisiones se contaminaran por la influencia de sentimientos y emociones de los actores.
Al no permitir el desarrollo del conflicto abierto de intereses a través de las estrategias de manipulación del productor en su búsqueda de instalarse en la máxima figura de jerarquía tradicional, “la madre del grupo”, rompe la estructura de poder entre él mismo y el elenco, así como entre la directora y el elenco; no obstante los esfuerzos de la directora por mantener su relación de poder. Con ello, la sensación de vacío de poder y el crecimiento del conflicto encubierto. En cambio, de haber permitido el susodicho conflicto, hubiera surgido la oportunidad de resolverlo, a través de las negociaciones grupales y, por la propia actividad para, como firma Crozier, hacer posible la cooperación o como afirma la directora de la no armonía pasar a la armonía.

ESTRUCTURA JERÁRQUICA O EN RED
Evidentemente no existe una estructura jerárquica en los grupos del Teatro
Independiente. Su estructura como ya se dijo es la de red de cooperación. El hecho de que se tenga que acordar en conjunto el lugar día y fecha para reunirse y trabajar lo demuestra. Sin embargo, hay una idea tradicional de jerarquía institucional propia del teatro gracias al grado de responsabilidad de los actores de un grupo, que hoy por hoy, está vigente en el teatro independiente. Es el director la máxima autoridad mientras que en el teatro comercial es el productor.

“Aunque exista una división de trabajo y diferentes responsabilidades, no corresponde a una jerarquía burocrática como en la Marina por ejemplo, Continúa, ahora explica como es la jerarquía y lo que produce: “…hay una jerarquía, sin embargo a veces es variable y siempre hay conflictos en los montajes teatrales, porque yo he visto que los actores andan boicoteando, nunca he estado en una obra donde no exista eso, porque los actores tienen su punto de vista de cómo deben actuar ellos y muchas veces se contrapone a la del director y empiezan hablar entre ellos mal del director a pesar de que hay una división de trabajo a veces no hay un respeto de las jerarquías…”

Por otro lado; la cooperación es la estrategia que llevará al éxito una puesta en escena, pero cooperar es una decisión que cada uno debe tomar y de acuerdo a la Teoría de Juegos la decisión de cooperar es una decisión racional; es decir, cada uno cooperará si maximiza su función de utilidad, pero aquí la decisión de cooperar, puede ser subjetiva, emocional, racional o una combinación de todas.
Esta estrategia comprensiva, corresponde al ejercicio de poder del que habla Nietzche, es decir hacer el bien a los otros para lograr su confianza y con ello su voluntad y apoyo y fortalecer el poder propio, pero en este caso si tal estrategia es reiterativa, puede conducir precisamente a la desconfianza y a la no realización del evento, donde todos perderían además de transgredir los códigos tácitos de la disciplina en el ambiente teatral.

CONFLICTO DE LAS RELACIONES DE PODER O DE LA COOPERACIÓN AL CONFLICTO
En el inicio, la red de cooperación se constituyó por las voluntades de todos los actores. Durante el periodo de ensayos y la temporada en la sala de teatro se gestó un conflicto que provocó la desconexión de la red y la desintegración del grupo.
· Existía una relación muy conflictiva y competitiva entre el productor y un actor, que no pudo resolverse porque ambos tenían relación con el dramaturgo quien con su trayectoria y autoridad mantuvo el conflicto latente. Esta relación genera un ambiente de incertidumbre al interior del grupo, porque están a la expectativa de obtener el espacio y definir las fechas de la temporada.
· Otra situación conflictiva sucedió cuando el grupo se instaló en la sala de teatro para los ensayos y después para las presentaciones. Las relaciones con los trabajadores de la sala fueron fuentes de conflicto. Es obvio decir que estos forman un grupo que en ese momento tenían todo el poder y que los actores se vieron obligados a adaptarse, respetar, seguir las reglas y normas establecidas por los técnicos y trabajadores del espacio.
· Otra fuente de conflicto para los grupos de teatro independiente es la falta de recursos económicos.


El conflicto que enfrentó el grupo se construyó con varias variables: relaciones de poder, subjetividades individuales, económicas, administrativas e institucionales.
Al no existir propiamente administración interna se induce un ambiente de incertidumbre considerable. Por otra parte, el ejercicio del poder y su variable de relaciones de poder se reflejó en las variables; de las relaciones interpersonales, las subjetividades individuales, las económicas, las administrativas y las institucionales.
Y en la toma de decisiones. Con el objeto de analizarla se procede a describir el conflicto.

Conclusiones

· Como grupo perdieron todos, la red se desconectó y el grupo se desintegró.
Las relaciones de poder se acabaron, pero continuaron algunas relaciones de amistad.
· Los estudios organizacionales han estudiado al teatro como un instrumento y no como un objeto de estudio.
· El estudio de caso sobre un grupo de teatro independiente en México permitió comprender el tipo de organización que conforman los actores para la realización de un proyecto de producción y con ello llevar a cabo el hecho teatral, donde confluyen; el grupo, las instituciones, el público y la critica, en un contexto sociocultural reducido y en condiciones de un medio ambiente adverso, complejo e incierto.
· La cooperación es una estrategia que cada uno de los actores elige y dada la elección, se constituyen en una red cooperativa que permite la realización del objetivo común, el hecho teatral y al mismo tiempo, la realización de cada una de las funciones individuales asignadas a los actores.
· Asimismo, se evidenció que la realización del proyecto teatral Espejismos inicia con la idea de uno de los actores, en este caso el productor general y financiero, que necesariamente pertenece a una red de actores del medio artístico independiente. A partir de ésta lanza una convocatoria a nivel personal a un grupo de actores que a su vez invitan a otros, para formar la red de cooperación. La invitación es verbal y en términos generales consiste en invitarlos a participar en un proyecto teatral con un texto dramático cuyo autor es un dramaturgo prestigiado. Sin salario, con la promesa de un espacio escénico ya pactado con una institución universitaria y que en caso de que haya ganancias recibirá una parte proporcional. En estas condiciones cada uno de los actores tienen la posibilidad de elegir si aceptan la invitación o no; si cooperan o no. En el caso de aceptar, adquieren un compromiso férreo de autodisciplina colectiva e individual para el trabajo colectivo.
· No obstante que el objetivo común es la puesta en escena siempre existen conflictos de intereses debidos a la diversidad subjetiva de cada uno de los actores.
· En este caso, los objetivos particulares fueron el control del grupo por sí mismo; la utilidad, los beneficios que daba la puesta en escena, ocasionaron el conflicto, y por supuesto la lucha de poder.
· En este caso sí se logró la cooperación y por lo tanto se constituyo la red de cooperación que llevo al éxito el hecho teatral en donde todos los actores colaboraron con su trabajo individual de la mejor manera posible.
· Los momentos de tensión y rispidez entre los actores fueron originados por la característica propia del trabajo teatral, así las relaciones directo _ actor, directo
r__ escenógrafo son siempre relaciones de poder que constituyen conflictos abiertos. Éstos fueron resueltos por medio de la negociación y del ejercicio del poder de la dirección en términos de autoridad, que buscó persuadir pero también aplicar la fuerza de su papel directivo. Esto fue reflejado, de acuerdo con la crítica en una puesta en escena de buena calidad.
· También se presentaron conflictos de intereses, que se mantuvieron encubiertos o latentes, que originaron la ruptura del grupo.
Esta situación de conflicto abierto y ruptura de la red de cooperación es factible en condiciones de:
1. Falta de protección de una estructura formal con autoridad legitima.
2. Relación asimétrica entre el grupo productor y la estructura formal burocrática de la institución distribuidora.
3. Falta de protección que da la cobertura del poder de un autor prestigiado por su fama, pero que fue ausente.
4. El desdeño por parte del grupo de actividad administrativa y contable, por falta de conocimiento y por ser una actividad poco atractiva para ellos, aunque necesaria.
· Sobre las relaciones de poder Si bien no hay una estructura jerárquica formal, si existe y se desarrollan relaciones de poder intergrupales. Estas se generan por el rol que desempeñan en el grupo.
· En México, el Teatro independiente es una expresión cultural de suya muy valiosa pero por desgracia escasamente apoyada y que subsiste en condiciones de gran precariedad. En consecuencia el Estado debiera generar políticas públicas culturales que permitan al teatro Independiente disponer de recursos apropiados para su desarrollo y consolidación.
· No es menos importante señalar la conveniencia de tomar acciones que transparenten y reglamenten el uso de los recursos financieros destinados a esta forma de expresión cultural, como tampoco lo es democratizar el funcionamiento de organismos como el FONCA.

· Esta tesis es un primer acercamiento en la línea de vincular la Ciencia social
(Estudios Organizacionales) con la Ciencia Formal (teoría de gráficas) y con las
Humanidades (el hecho teatral). Históricamente la Universidad Autónoma Metropolitana ha procurado fomentar la interdisciplinariedad y en ese sentido los esfuerzos que se hagan para profundizar esta línea de trabajo serán sin duda beneficiosos y enriquecedores.